Voy a confesarte algo.  Realmente no he sido fanática de plantearme metas cada nuevo año, siempre dejaba que la corriente me llevara y que otros me dijeran debía lograr, y casi siempre había una meta en común entre todo el mundo “bajar de peso”.  En ningún momento salían metas como – encontrar lo que amas hacer, crecimiento profesional y personal, ser feliz, etc. Siempre fueron las metas de otras personas y siempre enfocadas en lo que otros pensaban yo debía de estar haciendo.

Solía dejar mis sueños para después, solía pensar que no tenía que lo que se necesitaba para lograr metas o cumplir mis sueños.  Hasta hace 3 años solía pensar que era un fracaso total, que solo servía para lo que la organización u otros pensaban de mí. Solía vivir más enfocada en otras personas que en mi misma.

¿Te ha pasado?  ¿Te ha pasado que has llegado a un punto donde te olvidas totalmente de ti misma y te dejas llevar por la corriente con poca conciencia de hacia dónde vas?  Yo pase más de 20 años así, perdida en un mar.

Este año por primera vez en mi vida me planteo mis metas reales, con los ojos bien abiertos.  Conociendo lo que debo de hacer para alcanzarlas, clara con el precio que quiero pagar. Y esa es la gran diferencia con otros momentos, ahora soy consciente del precio que quiero pagar por alcanzarlas, ahora quiero no debo.

Cuando nos planteamos metas – objetivos- proyectos, etc podemos hacer una lista larga de todo que lo tenemos que hacer para lograrlo, medir cada momento, cada logro y a la hora de la hora paralizarnos porque no sabemos qué pasó tenemos que dar.  Y esto nos pasa por que nos llenamos de miedo, miedo a lograr resultados, miedos al sacrificio que hay que hacer, miedo a todo.

¿Cómo saber si mis metas son mías?

En su libro “Vive tu sueño” John Maxwell comienza con esta pregunta – ¿Es este sueño realmente mi sueño?.

Esta pregunta es una invitación a reflexionar y preguntarte:

  • ¿Qué tan bien te sientes logrando esa meta?
  • ¿La vas a disfrutar o va a ser un peso sobre tus hombros?
  • Esta meta, ¿Me llena de energía o me drena?
  • ¿Me mantiene o me saca de mi zona de confort?
  • ¿Puedo usar al 100% #micajadetalentos para alcanzarla o hace que mis talentos se mantienen dormidos?
  • ¿A quién va a satisfacer más el alcanzar estos resultados? ¿A mi o a otros?
  • ¿Voy a necesitar que me empujen o puedo motivarme por mi cuenta?

 

Cuando te enfocas en las metas que has pensado para ti misma pasan cosas extraordinarias como:

  • Te llenas de energía.
  • Ves oportunidades y recursos.
  • Trabajas desde tu zona de fortaleza.
  • Potencias tus talentos.
  • Te mantienes accionando.
  • Te llenas de satisfacción.

 

Ahora la gran pregunta que te hago es la siguiente.  ¿Son tus metas tuyas? Si realmente lo son felices, sino te invito a que te replantees que quieres lograr.  Sí algunas sí y otras no son tuyas, enfócate en revisar cual de todas esas metas que tienes, si la logras este 202, va a generar el mayor cambio en tu vida; y a esa meta sométela a esta prueba.

¿Qué vas a lograr este 2020?

Posts Relacionados

Dejar un comentario