Estaba leyendo en Forbes un articulo sobre 3 lecciones que las crisis han dejado a organizaciones y la primera de ellas me encanto, porque nos lleva a ver que las crisis con oportunidades para enfocarnos en lo que es realmente importante.

Si queremos salir victoriosas tenemos que comenzar a enfocarnos en nosotras, en crear los hábitos, rutinas y formas de pensamientos que nos van a ayudar a caminar durante esta etapa.  Sin embargo, cuando estamos tan inmersas en lo negativo de la situación se nos hace difícil el poder apreciar la oportunidad de aprendizaje que tenemos. 

Este es el momento en el que tenemos que comenzar a liderar nuestra vida desde nuestras fortalezas y talentos.  

 

1.  Es importante que tener claridad sobre en quien nos queremos convertir.

Algo importante aquí es que después de las crisis ya no vamos a ser las mismas personas. ¿Por qué? Simplemente porque las crisis cambian nuestra forma de pensar.

Durante las crisis nos enfocamos en lo que realmente necesitamos para sobrevivir y vivir posterior a ella.

Entonces mi pregunta en este momento es, ¿qué quieres para tu vida una vez salgamos de este momento?

Sí, es un momento difícil, y sí hasta los momentos difíciles pasan con el tiempo.  Entonces, ¿qué quieres para ti, tu familia y las personas que te rodean?

 

2.  Aprender a conocernos. 

La claridad nos da la guía para saber hacia donde dirigirnos y el autoconocimiento los recursos para hacerlo. 

Todas las fortalezas y talentos son los mayores recursos que tenemos para navegar por la adversidad, y conocernos desde ellos nos permiten apreciar quienes somos, saber que queremos mejorar en nosotras y en que otros recursos voy a apoyarme para hacerlo.

El autoconocimiento también me da el poder de influir en otras personas desde mis fortalezas y talentos.  Y en momentos de adversidad necesitamos aprender a liderarnos a nosotras mismas y a los demás.

 

3.  Trazar mi plan e ir un paso a la vez.

Lo incierto es nuestro día a día.  Podemos crear un plan para la semana, pero frente en medio de las crisis tenemos que aprender a pivotar, cambiar nuestros planes de un momento a otro. 

Cuando sabes con que recursos personales cuentas, esta tarea se hace más sencilla.

Sí, tenemos que planificar, pero también debemos tener la apertura al cambio.  Porque hoy estamos en casa saliendo poco o sin salir, pero mañana puede que no tengamos las mismas oportunidades de hoy, entonces hay que ser creativos para realizar pasos de acción que realmente nos acerquen a esa meta que tenemos.

 

Estamos en un momento que esta marcando la vida de todas las personas en el mundo, y tenemos la oportunidad de crecer durante este momento, para que cuando la estabilidad regrese a nuestra vida podemos seguir enfocadas en lo que es realmente importante.  Para que cuando la estabilidad regrese podemos estar preparadas para que la zona de confort ya no sea nuestro día a día, sino que aprendamos a vivir desde la zona de fortaleza.

 

Quiero dejarte un regalo para ayudarte a ganar claridad y son 3 ejercicios que juntos te van a ayudar a ver lo que realmente quieres.

 


.

Dejar un comentario