emociones-estancamiento

Hay emociones que nos estancan principalmente cuando nos mantenemos atadas a ellas, cuando no nos damos permiso de avanzar.  

Las emociones no son negativas o positivas, simplemente son una emoción.  Y cada una de ellas tiene un aspecto positivo que es importante que aprendamos a observar.  No podemos tener valentía sin miedo, paz sin ansiedad, esperanza sin apatía… las emociones son una herramienta poderosa si nos damos permiso de sentirlas, regularlas y avanzar.

Estas 5 emociones nos estancan cuando quedamos estancadas en ellas.

emociones-miedoMiedo

Es una de las emociones que más experimentamos.

Biológicamente podemos responder de 2 maneras, pasando a la acción o paralizándonos.  Cuando trasladamos esto al mundo de nuestras metas y proyectos de vida, lo que tiende a pasar es que nos paralizamos, es decir nos estancamos y no avanzamos.

El miedo es una forma en la nos decimos a nosotras mismas “no eres lo suficiente para avanzar”.

Experimentamos miedo a:

  • Cambios.
  • Lo que otros dirán.
  • No ser suficientes.
  • No generar resultados.

Todos nuestros miedos están basados en creencias o ideas que tenemos sobre nosotras mismas o en expectativas que tenemos.  El miedo nos mantiene en el pasado, porque no nos deja ver las posibilidades que tenemos, no permite que nos abramos a aceptar la vida tal cual como es, ni mucho menos a encontrar placer en lo que hacemos.

¿Cómo me estanca el miedo?

Haz decidido que quieres emprender y tienes una idea de lo que quieres, como no estas 100% segura y te da miedo fracasar prefieres no arriesgarte.

Ya estas emprendiendo y has tenido algunos resultados, sin embargo, en este momento no sabes cual es el paso correcto para avanzar porque tienes miedo de como van a reaccionar las personas con los cambios que has realizado.

Ingreso dinero a tu cuenta de banco, y tienes miedo de tocarlo porque sientes que se te va a ir rápido y no vas a generar más.

 

¿Qué hay detrás de cada miedo?

Miedo al fracaso – Si fracaso, ¿Quién voy a ser?  Toca nuestra identidad.

Miedo a lo que van a decir los demás – Si a los demás no le gusta entonces, yo no les agrado tampoco.  Toca nuestra identidad, sentido de pertenencia y es un llamado a buscar la aprobación afuera de nosotras mismas.

Miedo a la perdida – Si invierto todo, ¿con que me quedo?  Toca nuestra creatividad e identidad, porque es una manera de decirnos a nosotras mismas que tenemos un límite y cerrarnos a ver otras oportunidades, así como nuestro potencial real.

 

¿Cómo puedo salir del estancamiento si tengo miedo?

Crear estrategias que nos permitan regular la emoción, ya que regulada podemos comenzar a ver lo que hay detrás de ella.

Tomar consciencia de la creencia que hay detrás de ella.

Desde esa consciencia quitarle poder a la creencia.

Crear una nueva forma de pensar que sí me ayude a avanzar.

Reforzar esta nueva creencia con mi lenguaje, conducta y emociones.

 

 

Frustración

emociones-frustracion

Esta es una emoción interesante, porque la frustración surge cuando mis expectativas sobre los resultados que quiere tener no se dan.  Y esta es la palabra clave, expectativas.

Si yo espero un 10 y recibo un 9, me frustro.  Si creo un nuevo producto y le coloco altas expectativas de ventas y consigo un 80% de esa meta, me frustro.

La frustración también nos habla de que nuestro enfoque esta puesto en el resultado y no en el proceso; y también de lo abierta que estamos a aceptar los resultados que la vida nos regala.

¿Cómo me estanca la frustración?

Me estanca porque me mantiene enfocada en el resultado y las estrategias que creo se van a enfocar en crear ese resultado a como de lugar. 

La frustración no me deja fluir, ni mucho menos disfrutar el proceso que me va a llevar a mi meta.

Como mi enfoque está en el resultado, no logro ver antes los cambios que son importantes que realice, u otras alternativas que se me pueden estar presentando en el momento.

 

¿Qué hay detrás de la frustración?

Altas expectativas y poco conocimiento de nosotras mismas. 

Cuando no conocemos nuestro potencial real no sabemos de lo que somos capaces, y podemos estar trabajando desde nuestras “debilidades” en lugar de desde la zona de fortaleza.

Detrás de la frustración también hay una mentalidad cerrada, porque solo nos permite ver una sola oportunidad en lugar de explorar.

Como no conocemos nuestro potencial, tampoco podemos observar en que áreas necesitamos ayuda, y nos cerramos a la experiencia de poder colaborar con la Zona de Fortaleza de otras personas que están dispuestas a ayudarnos.

 

¿Cómo puedo salir del estancamiento si me siento frustrada?

Primero revisa tus expectativas, ¿van acorde tus fortalezas y talentos? 

También es importante que tomemos conscientes sobre lo que estamos recibir, es decir, cuál queremos que sea el resultado de lo que estamos haciendo.  Y comenzar a ver que mentalidad hay detrás de esa expectativa. 

Muchas veces nos vamos a dar cuenta de que nos estamos forzando a vivir dentro de las expectativas de los demás, y no dentro de la nuestra.

 

emociones-ansiedadAnsiedad

La ansiedad ocurre cuando vivimos enfocadas en el futuro, en lugar del vivir en el presente.  Yo entro en un estado de ansiedad porque estoy pensando en lo que va a pasar y me desenfoco de lo que estoy viviendo.

Cuando aprendo a vivir en el aquí y ahora, puedo ver y apreciar las experiencias que la vida me da, las oportunidades que se me presentan y tomar decisiones más conscientes que me permitan avanzar.

 

¿Cómo me estanca la ansiedad?

Nos estancamos porque nos quedamos pensando solo en el futuro, lo que puede o no pasar.  La ansiedad no nos deja vivir en el presente.

 

¿Qué hay detrás de ella?

Detrás de ella hay miedos y creencias.  Hay falta de confianza en nosotras mismas.  Está lo incierto, lo que no controlamos y cuando nos encontramos frente a algo en lo que no tenemos el control no sabemos que esperar así que tratamos de controlarlo proyectando los posibles escenarios. 

 

¿Cómo puedo salir del estancamiento si me siento ansiosa?

Aprendiendo a vivir en el aquí y ahora, aprendiendo a apreciar el momento presente.  Esto lo hacemos cuando tomamos la consciencia de que no tenemos control sobre nada, lo único que podamos controlar o decidir es como vamos a reaccionar.

 

Apatía

emociones-apatia

Es estás ganas que tenemos de no hacer nada ya sea porque sentimos que hemos vividos demasiados desaciertos o porque estamos muy cómodas en la zona de confort. 

La apatía la vamos a definir como ese desanimo por avanzar esa falta de motivación que creamos; como nos volvemos indiferentes hacia nosotras mismas y de alguna manera el darnos por vencidas.

 

¿Cómo me estanca la apatía?

Me estanco en la apatía cuando le pierdo la pasión a mis sueños, cuando los mantengo solo como deseos y no busco manera de materializarlos.

Considero que la peor manera en la que nos estancamos siendo apáticas es cuando nos volvemos indiferentes hacia nosotras mismas, descuidamos quienes somos para enfocarnos en los demás.  Cuando nos olvidamos que si nosotras estamos bien, las personas a nuestro alrededor también lo van a estar.

 

¿Qué hay detrás de ella?

Hay presión y estrés por lograr resultados.  Hay una falta de conocimiento de nosotras mismas y de lo que somos capaces de hacer, porque no forzamos a cruzar una línea delicada.  Cuando no conocemos nuestras fortalezas y las presionamos al máximo se convierten en debilidades.  Y cuando las volvemos debilidades nos damos por vencidas, porque pensamos que nada va a resultar y que no vale la pena. 

La apatía nos estanca cuando le hacemos caso a esa voz dentro de nuestra mente que nos dice que no vale la pena o no es posible lo que queremos y nos dejamos derrotar.

 

¿Cómo puedo salir del estancamiento si me siento apática?

El trabajo más importante que podemos hacer es comenzar a reconocernos.

Comenzar a ver cuales son mis fortalezas y mis talentos, en que áreas puedo apoyarme en otras personas.  Sobre todo trabajar mi mentalidad y en estrategias que me ayuden a callar esa voz que en mi cabeza dice “no es posible”; porque sabes algo todo es posible para nosotras, ya lo hemos hecho antes, solo que no nos damos cuenta.

 

emociones-culpaCulpa

Vivimos la culpa cuando hemos roto acuerdos, reglas o normas que hemos creado para nosotras, que ha creado la sociedad o expectativas que no hemos cumplido.

Inconscientemente también la vivimos cuando rompemos acuerdos que hemos hecho con nosotras como:

  • Mañana comienzo dieta (y no lo hacemos)
  • Solo voy a ver 1 capitulo de la serie (son las 11 de la noche y sigues pegada sin hacer las otras cosas que dijiste que ibas a hacer)
  • Voy a cumplir toda mi lista dependientes ( y solo avanzaste 1)
  • Voy a trabajar en mi proyecto de vida (han pasado 5 años y aún no lo inicias)

 

¿Cómo me estanca la culpa?

Cuando me siento culpable estoy dándole vueltas a la idea pensando en lo que estuviera viviendo si no hubiera roto ese acuerdo, si hubiera hecho algo al respecto.

La culpa también me estanca porque no me permite ver formas de salir de ella, de pasar a la acción. Porque es más fácil sentirme culpable que hacer algo al respecto.  Es más “fácil” sentir la emoción, saber que no hice nada o que puede haber hecho más y no avanzar.

 

¿Qué hay detrás de ella?

Detrás de la culpa esta la falta de creencia en nosotras mismas, esa voz que nos presiona a hacer más.  Está la falta de conocimiento de nuestro potencial real, por decirlo de otra forma, está el desconocimiento de Mi Caja de Talentos.

 

¿Cómo puedo salir del estancamiento si me siento culpable?

Primero que todo tenemos que reconocer la emoción, saber que está allí y que nos está mostrando algo.

Aprender a perdonarme, entender que soy humana y que cometo errores; y que esos errores no son los que definen quien soy sino mis acciones y mis aprendizajes.

Reconocer sobre que me siento culpable, y comenzar a preguntarme si eso es lo que realmente quiero, o si creo que tengo el potencial para seguirlo.

Encontrar Mi Caja de Talentos para ver mi potencial real.  Cuando sé de lo que soy capaz voy a poder tomar mejores decisiones y voy a saber dónde pedir ayuda.

 

Los seres humanos sentimos, no somos seres aislados.  Y es importante que comencemos a ver como las emociones juegan un rol importante en nuestra vida.  Ellas son el impulso para seguir y también la forma en que sabemos que nos estancamos.

 

Las emociones hablan, y para escucharlas es importante que aprendamos a regularlas.  Porque la voz que tienen nos va a mostrar el camino.

 

Me encantaría leerte, cuéntame ¿Cuáles son las emociones que a ti te estancan?

 

Otros recursos que te ayudan a salir del estancamiento

3 Estrategias para salir del estancamiento

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Psicóloga y Coach (@cyntulipano) el

Descarja tu guía para trabajar La Caja de Talentos  descargatucajadetalentos

Dejar un comentario